Cuándo viajar

San Petersburgo es entre mayo y septiembre, cuando no hace frío, la temperatura oscila entre +15+25o C y los días son largos

La antigua capital imperial de Rusia, construida sobre una ciénaga, es hoy una metrópoli deslumbrante que nunca deja de asombrar. Es una de las ciudades más bonitas de Europa que no deja de sorprender y deslumbrar con su elegante lujo.

San Petersburgo fue la gran obra de Pedro el Grande, un zar que quería que su ciudad fuese la ventana que mira occidente. No tardo en convertirse en una ciudad majestuosa ejemplo del creciente poder del imperio Ruso. Se convirtió en la capital-escaparate de los Romanov, durante esa época los zares contrataron a arquitectos europeos para erigir majestuosos palacios y catedrales en la ciudad. Vi nacer la revolución rusa de 1917, un año después dejo de ser capital, ya que Lenin decidió trasladarla a Moscú.

A pesar de los avatares históricos, San Petersburgo aún conserva el aire de capital imperial y de ciudad congelada en el tiempo.

Se denomina la Venecia del norte, si se viaja en verano es imprescindible hacer un crucero por los canales de San Petersburgo, cruzando sus 342 puentes. Un paseo por los canales del casco histórico es sentirse rodeado de mansiones de estilo italiano y plazas con palacios barrocos y neoclásicos, en San Petersburgo nunca se está lejos del agua.

San Petersburgo es sinónimo de arte, su bastión el Hermitage donde podemos encontrar desde momias egipcias hasta cuadros de Picasso. el Museo Ruso, por su parte alberga quizá la mejor colección de arte ruso clásico del mundo, por contrapunto en Museo Erarta, se expone lo mejor del arte ruso actual. Por otro lado, se puede disfrutar de la ópera, ballet o teatro en el glorioso teatro de categoría mundial el Mariinsky, la Filarmónica Shostakovich y un largo etc de oferta cultural, donde nadie quedará sediento de cultura.

“La iglesia del salvador sobre la sangre derramada“símbolo inconfundible de la ciudad, compuesta por cinco cúpulas, con el clásico exterior de estilo ortodoxo ruso y un interior decorado con 7000 m2 de mosaicos, una maravilla visual.

Otra imagen típica es la gran fortaleza defensiva de de San pedro y San Pablo, la ciudadela original de San Petersburgo construida para defenderse contra los suecos nunca cumplió realmente esa función. En su interior contiene en su interior una catedral, una antigua prisión y varias exposiciones.

 

Para conocer más

Contacta con nosotros

Hotel Estrella

 

Beldmon gran hotel Europe

Emblemático por su impresionante fachada y por su clásica decoración sofisticada. Su ubicación es espectacular, en la avenida Nevsky Prospekt, y es una de las joyas arquitectónicas de la ciudad.

Sello Sanander

Ir almorzar al restaurante Tartar Bar, de la mano de los chefs Dimitri Blinov y Renat Malikov. Su estandarte es la cocina inteligente, desde la despensa rusa del Mar Negro hasta los confines de Mongolia. Una experiencia gastronómica única.

Localización en el mapa